La educación afectivo-sexual en las aulas

¡Síguenos en nuestras redes sociales, consigue recursos exclusivos, participa en sorteos y entérate de las últimas novedades de la web!

¿Te ha gustado este artículo? ¡Dale a like y díselo a todo el mundo!

La reciente aprobación de la Ley Celaá trae consigo le inclusión de la educación afectivo-sexual en los centros como una materia transversal. Esto surge de la necesidad evidente de que los estudiantes reciban información relacionada no solo con la sexualidad, sino también con los sentimientos, el cuerpo, la autoestima y las relaciones de igualdad.

Loola Pérez, presidenta de la asociación MUJOMUR explica cómo este tipo de educación no debe limitarse únicamente a tratar cuestiones negativas como los embarazos no deseados y las ETS. Recibir una educación afectivo-sexual implica conocerse a uno mismo con el fin de vivir la sexualidad de forma consciente, sana, responsable y satisfactoria.

Y es que las consecuencias negativas de no ofrecer a los estudiantes una educación de este tipo son muchas. Los alumnos, independientemente de su edad, buscarán respuestas. La información que estos encuentren o compartan puede ser confusa o errónea, y cuyo origen no se pueda controlar.

El papel de los centros

Para que esta nueva materia transversal sea una realidad es preciso formar a docentes y familias. Debemos contar con los recursos y herramientas adecuados para llevar a cabo esta tarea. Si bien es cierto que muchos profesores tratan la sexualidad en sus clases, lo hacen desde un criterio y voluntad propios. Esto no es suficiente.

La educación afectivo-sexual debe ser tratada de forma continuada y con una visión integral de la misma. No podemos seguir considerando a este un tema “tabú” y se debe normalizar la expresión y el tratamiento de emociones, sentimientos y pensamientos relacionados con el mismo. Además, las aulas son un excelente espacio para la resolución de dudas y la apertura de debates.

Recursos para el aula

Si bien es cierto que los apoyos para los docentes son pocos, presentamos algunas opciones para abordar este tema tan fundamental:

- Sex symbols: Se trata de una serie de dibujos animados creada por Paloma Mora. Su público son niños de entre 9 y 14 años. En ella, se trata desde un punto de vista educativo, temas como los cambios sufridos por el cuerpo durante la pubertad, los métodos anticonceptivos o las erecciones.

- Olimpia: Es una app financiada por el Instituto Andaluz de la Mujer. Esta aplicación posee juegos interactivos sobre la sexualidad, la diversidad afectivo-sexual, la orientación sexual, el ciclo menstrual… entre otros muchos. Además, incluye una guía didáctica para profesores y propuestas de preguntas que pueden dar lugar a interesantes debates en el aula.

- CrESI: Esta aplicación para móviles y tabletas incluye un trivial sobre temas relacionados con el género, sexo y enfermedades de transmisión sexual. Es una buena forma de que los estudiantes puedan formarse mientras juegan, pues con cada respuesta se ofrece una justificación. Además incluye un buscador de palabras, teléfonos de contacto para alertar sobre casos de violencia de género.

- Toda educación es sexual: En este caso, se trata de un podcast de radio online. Aquí se forman a docentes y estudiantes sobre la maternidad, la violencia de género o la intersexualidad. Decenas de programas y recursos están disponibles para que el profesorado pueda compartir la información con sus alumnos.

Estas son solo unas pocas sugerencias sobre recursos a los que acudir cuando queremos tratar la sexualidad en el aula. No obstante y como ya se ha mencionado, lo más frecuente es la iniciativa propia del docente. Todos contamos con experiencias mejores y peores en la tarea de la enseñanza afectivo-sexual, ¿quieres compartir la tuya?

 

 

cohete docentes decentes