La revolución STEAM

¡Síguenos en nuestras redes sociales, consigue recursos exclusivos, participa en sorteos y entérate de las últimas novedades de la web!

¿Te ha gustado este artículo? ¡Dale a like y díselo a todo el mundo!

El término STEAM es un acrónimo de Science, Technology, Engineering and Mathematics; Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas en español. A finales de la primera década del siglo XXI se incluyó la educación artística como parte de lo que hoy conocemos como STEAM. ¿En qué se fundamenta este conjunto?

Sencillo: De la teoría a la práctica. 

La educación STEAM tiene su origen a mediados de la década de los noventa. Fue acuñado por primera vez por la National Science Foundation en EEUU como respuesta al incremento de la demanda formativa en el país. En ese momento, ya comenzaban a emerger nuevos puestos de trabajo relacionados con el avance tecnológico, de ahí la importancia de la práctica de las habilidades y no solo el estudio teórico de las materias. 

Los valores STEAM

Esta enseñanza parte de la práctica como herramienta fundamental de aprendizaje. Tal es su importancia que ha sido implementada en los sistemas educativos de EEUU, Reino Unido, Finlandia y los estados miembros de la Unión Europea. Ahora bien, ¿dónde reside la importancia de la educación STEAM?

En primer lugar, impulsa la conformación de un pensamiento científico, haciendo a los alumnos capaces de tomar decisiones de forma autónoma tanto dentro como fuera del aula. Los estudiantes podrán analizar diferentes situaciones, resolver problemas y verán estimulado su pensamiento creativo e innovador.

Además, permite a los alumnos adquirir conocimientos tecnológicos y científicos de forma integrada que les serán útiles en el futuro. Dicha integración asegura una mayor participación en los proyectos resultantes. 

STEAM en las aulas

Patricia García, coordinadora STEAM en el Centro CEIPSO Maestro Rodrigo de Aranjuez, señala cómo existe cierta inquietud en las aulas acerca de la enseñanza actual, la cual mantienen un estilo arcaico. La coordinadora afirma que las áreas STEAM y tu impulso deben convertirse en un pilar esencial de las escuelas, tratando de acabar con la actitud pasiva del alumnado y haciéndoles partícipes de su propio aprendizaje.

“No se puede ofrecer una escuela en blanco y negro a un alumnado que está rodeado de color y de estímulo en todos sus contextos.”

Entre los métodos de implementación de este tipo de enseñanza en el aula, el centro madrileño destaca en la puesta en práctica de la educación por proyectos. La metodología conocida como ABP, permite integrar disciplinas como el inglés y la robótica a través de la creación de una historia inventada por los propios alumnos. 

Este enfoque tan interesante está siendo todo un éxito para muchos centros educativos, aunque requiere una gran preparación. No obstante, los beneficios son tales que merece la pena llevarlo a cabo. Los alumnos dejarán atrás las sesiones de escucha y realización de actividades finales en las clases, y pasarán a ser los protagonistas de su propia educación. Y tú, ¿te animas?

cohete docentes decentes