El uso de la tecnología y los niños

¡Síguenos en nuestras redes sociales, consigue recursos exclusivos, participa en sorteos y entérate de las últimas novedades de la web!

¿Te ha gustado este artículo? ¡Dale a like y díselo a todo el mundo!

Nos rodeamos de la tecnología, vivimos con la tecnología y las nuevas generaciones han nacido en la tecnología. Esto nos hace plantearnos si los avances acontecidos son tan positivos como aparentan o si, por lo contrario, es mejor alejar a los más pequeños de aparatos como los teléfonos móviles, tabletas, ordenadores… Los docentes, así como los centros educativos y las familias, nos adaptamos a los nuevos tiempos. 

Como siempre se ha dicho “todo en exceso es malo”, y no es diferente con la tecnología. Si bien es cierto que los aparatos electrónicos de última generación nos ayudan en nuestro día a día, un consumo excesivo de los mismos puede causar efectos no tan deseables. La era de la inmediatez en la que vivimos, hace que las generaciones más jóvenes crezcan en un entorno de recompensas rápidas y fáciles de obtener. Todo ello merma su capacidad de concentración y sacrificio, haciendo que quieran conseguir más con menos esfuerzo.

La tecnología puede ser útil siempre y cuando el niño no se aísle o dedique demasiado tiempo a actividades sin trascendencia. Claro, todos debemos de descansar en nuestro proceso de aprendizaje, pero con el móvil… los minutos vuelan. Por ello, presentamos a continuación algunos consejos que ofrece la American Academy of Pediatrics (AAP) para estructurar el uso de las tecnologías en casa.

Consejos para el buen uso de la tecnología en los niños

Planea el consumo de tecnología: De esta forma, las interacciones con los aparatos electrónicos no eclipsarán las relaciones sociales de la familia u otros niños. Además, será positivo planificar el consumo mediático conforme los valores familiares, creando un entorno coherente.

Consumo controlado: Esto no quiere decir que los niños no gozarán de intimidad, pero como docentes o padres, debemos estar al tanto del tipo de medios que utilizan en su tiempo libre. Es necesario fijar ciertos límites siempre y cuando estos sean razonables. Si se realiza un consumo masivo y sin control, la creatividad puede verse afectada. Recordemos que el juego fuera del mundo digital así como las tareas manuales, estimulan la capacidad de crear e imaginar de los más pequeños.

Organiza actividades en compañía: Como ya hemos mencionado, el uso de las tecnologías suele dar lugar a episodios de soledad y aislamiento en los que el niño juega de forma individual. No obstante, las pantallas no tienen por qué obligar a un consumo individual. Aconsejamos que se lleven a cabo juegos y participaciones conjuntas, haciendo que el aparato tecnológico sea una herramienta más de interacción y aprendizaje.

Zonas sin tecnología: En ciertas ocasiones o en ciertos espacios, es recomendable crear un espacio libre de tecnología. Los momentos de la comida, reuniones familiares o las habitaciones de los niños, son espacios en los que negar el uso de la pantalla puede beneficiar enormemente a los más jóvenes. 

El peligro de la tecnología como pacificador

Cada vez es más normal ver como muchos padres calman a sus hijos con un dispositivo electrónico o tecnologías similares. Igualmente, en muchas aulas el docente puede optar por visualizar algo en la pantalla con el fin de apaciguar la clase. Las pantallas, en poco tiempo, consiguen atraer la atención de los alumnos y dan lugar a una paz momentánea.

Sí, los medios digitales pueden hacer magia, pero nunca debe ser utilizado como única vía de recompensar a los niños. Debemos enseñar a estos, diferentes formas de calmarse y de aceptar que no siempre las cosas son como ellos quieren. Otras formas de canalizar y gestionar sus emociones serán más eficaces y útiles a lo largo de su vida que el simple hecho de buscar una distracción como la tecnología. 

Siempre merece la pena tomar distancia, recapacitar, y ver si lo que en un primer momento nos pareció efectivo, realmente puede ser negativo a largo plazo. Desde aquí, os animamos a poner en práctica estos consejos y contarnos cómo ha sido vuestra experiencia.

cohete docentes decentes