Dinamiza tus clases de inglés con estos consejos

¡Síguenos en nuestras redes sociales, consigue recursos exclusivos, participa en sorteos y entérate de las últimas novedades de la web!

¿Te ha gustado este artículo? ¡Dale a like y díselo a todo el mundo!

Cada vez es más difícil captar y mantener la atención de los alumnos en el aula. No obstante, nuestra experiencia nos dice que esto no es imposible. A continuación, presentamos algunos consejos para conseguir el interés de la clase y asegurar una sesión de aprendizaje eficaz.

Al comenzar una clase, encontramos alumnos dispersos y cansados. Los niños soportan períodos breves de concentración, pero se ven fatigados a lo largo de la jornada escolar. Además, estamos forzando a los peques a permanecer sentados y tranquilos cuando su primer impulso es liberar toda su energía en forma de juegos y carreras por el espacio disponible.

Desde Docentes Decentes, proponemos algunas ideas para que los alumnos aprendan inglés de una forma lúdica y entretenida. Estudiar idiomas y divertirse no está reñido.

 1.    Incorpora juegos.

Es una excelente forma de aprender inglés manteniendo a los estudiantes involucrados en la clase. Y esto, funciona independientemente de la edad de los alumnos, ¿a quién no le gusta jugar?

Los juegos hacen que los niños olviden que están en clase, aprenderán sin darse cuenta y permanecerán alerta a las indicaciones del profesor. Juegos de memoria, definiciones, de gramática… algunos son más complejos de estructurar que otros, pero sin duda merecerá la pena. Si quieres conocer más beneficios sobre la estimulación de la memoria, echa un ojo a nuestro artículo pinchando aquí.

2.    No te limites a las estructuras tradicionales.

Cambia la forma en la que transmites conocimientos, no facilites contenidos aislados a tus alumnos. En vez de esto, conecta los conceptos y acerca el aprendizaje a su realidad. ¿Cómo? Puedes estructurar la clase en base a puntos relevantes, aunque en principio sean breves. ¡Mejor calidad que cantidad! Otra opción es fomentar la atención a través de historias o pequeños relatos, dejando que los estudiantes interactúen con la historia y entre sí, ¡siempre en inglés!

Cualquier innovación será bien acogida por tus alumnos. Recuerda que suelen adoptar una posición pasiva en la escuela y tú puedes hacerles partícipes de su propio aprendizaje.

3.    Repasa conceptos si es preciso.

No es necesario que te excedas recapitulando sobre la lección previa, pero sí que recuerdes los puntos más importantes. Tal y como se menciona en el punto anterior, el aprendizaje será mucho más provechoso si se fundamenta en conocimientos integrados unos con otros. ¡Huye de los conceptos inconexos!

4.    Sírvete de la tecnología.

Medios audiovisuales, juegos interactivos, aplicaciones web, plataformas… Hoy en día las posibilidades son enormes. Además, internet pone a nuestra disposición diferentes recursos que podemos comprar, descargar o reproducir de forma similar. Si no dispones de suficiente tiempo, puedes acceder a nuestras propuestas y recursos para infantil, primaria y otros recursos generales.

A partir de estas recomendaciones, no temas poner en práctica tus propios medios. ¡También nosotros estamos abiertos a sugerencias! ¡Te leemos!

cohete docentes decentes